El Impacto de la Caída de los Precios del Petróleo en la Lucha Contra el Cambio Climático

oil-price-dropDurante el año pasado los precios del petróleo y del gas han sufrido una enorme caída, reduciéndose desde $115 por barril en junio de 2014 hasta $49 por barril en enero de 2015.

La situación se explica a través de una combinación de factores: una subida máxima de los precios del petróleo provocada durante los últimos 10 años por el aumento del consumo de petróleo en países como China, lo que condujo al desarrollo de las industrias de gas de las formaciones rocosas sedimentarias y de arenas petrolíferas en los Estados Unidos y Canadá, respectivamente. El año pasado, este desarrollo estuvo seguido por una caída en la demanda de petróleo en Europa, Asia y los Estados Unidos debido al debilitamiento de las economías y las nuevas medidas de eficiencia, lo que dio lugar a un exceso de oferta de petróleo. El problema finalmente culminó en noviembre de 2014 con la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de continuar produciendo petróleo a los mismos niveles a fin de no perder su ventaja competitiva. La decisión de la OPEP hizo que el precio del petróleo se derrumbara aún más, reduciéndose de $80 el barril en noviembre de 2014 a $50 en enero de 2015.

cambio-climatico-1-728Hoy en día, a medida que las empresas petroleras luchan por continuar la explotación a los niveles actuales, los gobiernos nacionales tienen la oportunidad de reformar sus políticas, ya sea a través de un impuesto sobre el carbono o de una reducción de las subvenciones, lo que podría reducir su dependencia de la industria de los combustibles fósiles y ayudar a un cambio hacia una economía de energía limpia que podría contribuir a contener el cambio climático. El público en general actualmente está examinando de cerca a los gobiernos nacionales para ver cómo sus representantes hacen frente a la presión aplicada por los líderes de la industria de los combustibles fósiles.

keystone-pipeline1En los Estados Unidos, por ejemplo, un informe reciente publicado por la Agencia de Protección Ambiental sobre el impacto de la reducción de los precios del petróleo confirma que la baja en los precios del petróleo significa que habrá mayor presión para mover el petróleo a través de gasoductos para ahorrar los costos de transporte por vía normal, como por ejemplo a través de trenes, lo que a su vez aumentará la cantidad de gases de efecto invernadero que son emitidos hacia la atmósfera. A pesar de que el país no establece controles de precios sobre los combustibles fósiles, los medioambientalistas señalan que estas empresas petroleras reciben exenciones fiscales para la explotación.  Inclusive, está comenzando un debate sobre si se debe aumentar los impuestos de la gasolina ahora para reparar carreteras y puentes, así como para amortiguar la demanda de combustible barato. A la luz de esto, muchos ven la decisión del presidente Obama de construir o no el polémico oleoducto Keystone como una prueba de su agenda climática. Para saber más acerca del proyecto Keystone y su impacto en la agenda climática estadounidense, por favor lea nuestro blog anterior de fecha 21 de enero, el cual está disponible aquí.

clean energyEn otras partes del mundo, los gobiernos que tienen establecidos subsidios a los combustibles fósiles, podrían aprovechar la caída de los precios del petróleo y del gas natural para reducir estos subsidios. Los subsidios globales ascienden a más de $540 mil millones al año en todo el mundo, una suma que representa los fondos del gobierno (tanto para países productores como consumidores) que en lugar de eso podrían aplicarse a los programas sociales y otras inversiones para contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Algunos países, como India e Indonesia, han tomado medidas para cortar o reducir los subsidios a los combustibles. En los Emiratos Árabes Unidos, el sultán Ahmed al-Jaber, ministro de Estado y presidente de Masdar, una empresa especializada en tecnología de energía limpia, dijo a los funcionarios durante una conferencia regional sobre energía que se llevó a cabo en enero que el dinero ahorrado a través de la reducción de subsidios es «dinero que de otra manera puede ser reorientado a mejorar los sistemas de energía y a transformar las economías mediante la creación de puestos de trabajo, estimular el crecimiento económico y la educación de las futuras generaciones».

Oct-31-Energy-Matters-FotolLos principales organismos en temas de energía están de acuerdo con esta posición y tratan de aumentar la presión sobre los países productores de petróleo para configurar esta transición hacia una economía verde. Maria van der Hoeven, directora ejecutiva de la Agencia Internacional de Energía con sede en París, dijo durante una conferencia sobre energía en Abu Dhabi en diciembre, que la caída en el precio del petróleo y del gas fue «una oportunidad de ponerle precio al carbono y reducir los subsidios a los combustibles fósiles».

La decisión de impulsar esa reforma continúa siendo una cuestión política, sujeta a las condiciones nacionales de un país determinado. La historia muestra que recortar los subsidios a menudo puede dar lugar a una reacción política, y ya han envalentonado a la oposición en los países de la OPEP (que producen el 40% del petróleo del mundo), como ha sido el caso en Kuwait. Por lo tanto, el camino a seguir continúa siendo un tema educativo en cuanto a los beneficios a largo plazo de una transición desde los volátiles y finitos combustibles fósiles hacia fuentes de energía renovables, diversas y confiables.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s